CaEs

Elegir las actividades extraescolares, ¿qué debemos tener en cuenta?


por Roser Claramunt, 27-09-12 en Blog de Roser Claramunt, Productividad personal y foco.

 

 

 

 

 

Todos sabemos que los horarios laborales son a menudo incompatibles con los horarios lectivos, y por tanto, los niños desde edades muy tempranas amplían su horario escolar con diversas actividades extraescolares.  Aunque uno de los primeros motivos sea el organizativo a nivel familiar, no debemos olvidar que lo más importante a edades tempranas es el juego, y sobrecargar a los niños y niñas con diversas actividades de forma diaria, no resulta positivo para su desarrollo emocional; en casos extremos puede ocasionar incluso estrés, cansancio, etc.  Y esto va en detrimento de su rendimiento escolar.

En un mundo 2.0 esto es todavía más relevante, ya que las oportunidades de juego entre iguales o dentro de la propia familia y el contacto directo, con el enriquecimiento que ello supone a todos los niveles, se ve muchas veces reducido al juego individual delante de una pantalla.

A la hora de elegir las actividades extra-escolares deberíamos tener en cuenta:

  1. Las capacidades y preferencias del niño o niña, así como su personalidad.
  2. Que sean actividades elegidas por el propio estudiante. Deben estar motivados por las actividades, nunca deberíamos obligarles o apuntarles a actividades que nos gustan a los mayores.
  3. Hacer una sesión de prueba (para comprobar si realmente es lo que el niño/a o adolescente es lo que espera).
  4. Conocer la capacitación de los monitores.
  5. Contar con el asesoramiento del profesor/tutor ya que también conoce las necesidades e inquietudes del estudiante, así como su rendimiento escolar.
  6. Asegurar que las actividades extraescolares son compatibles y dejan espacio para jugar, compartir tiempo con la familia y realizar las actividades académicas.
  7. En el caso de que pasados unos días, el niño o niña quiera dejar la actividad hay que consensuar la fecha de baja (finalizar el trimestre por ejemplo) de forma conjunta en la familia.  Esto puede suceder especialmente si el niño pide apuntarse a una actividad concreta motivado por otras razones (por ejemplo, para estar con sus amigos).
  8. Que permitan desarrollar habilidades sociales e inteligencia emocional (juego en equipo, comunicación y expresión, autoconocimiento, concentración, motivación, etc.)

En cuanto al aspecto más positivo de dichas actividades, si hemos tenido en cuenta los puntos anteriores, creo que permiten desarrollar aquellas capacidades y habilidades que el niño tiene de forma natural, por lo tanto, pueden dar muchas pistas de su verdadera pasión interior.  Y todos sabemos que en la etapa adulta, trabajar en lo que nos apasiona nos proporciona mayor satisfacción y menor esfuerzo.

En una entrada posterior hablaré con más detalle de las deportivas y de las de refuerzo escolar, ya que son las que pueden generar mayor presión en la emocionalidad escolar, llegando incluso a tener un efecto contrario al deseado.

Artículo original escrito por Roser Claramunt (@kaizensingular)

COMPÁRTELO. Gracias

No hay comentarios


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.



9 trucos para aumentar la fuerza de voluntad y la autodisciplina

Aumentar la fuerza de voluntad y la autodisciplina para perseverar en los objetivos marcados, es entrenable. Un 8% de...

Cómo incorporar hábitos saludables: la meditación Mindfulness

¿Qué son los hábitos saludables y como podemos incorporarlos? Los podríamos definir como un conjunto de acciones que si...

10 estrategias para dejar de procrastinar y reducir el estrés

Utilizar estrategias para dejar de procrastinar nos ayudará a reducir el estrés.  La procrastinación es el hábito de retrasar...

¿Cómo practicar la asertividad en casa, con la pareja o en familia?

La asertividad es una habilidad comunicativa que se puede entrenar. Y consiste en auto afirmar lo que pensamos, sin...