CaEs

De mayor quiero ser… 7 cosas que deberías hacer al elegir tu carrera


por Roser Claramunt, 11-03-15 en Blog de Roser Claramunt, Psicología / Coaching con PNL.

Elegir profesión-elegir carrera o formación

Una de las decisiones que tomas en tu etapa adolescente, y que puede tener gran impacto en tu vida, es elegir la carrera o ciclo formativo para tu futuro profesional. Por eso, la primera de las preguntas que nos deberíamos hacer cuando nos planteamos qué vamos a estudiar es “¿Qué es lo que da sentido a mi vida?”.

Viktor Frankl, el psiquiatra austríaco que vivió en varios campos de concentración nazi antes de escribir “El hombre en busca de sentido”, descubrió que las personas que tenían mayor capacidad de resistencia, de perseverancia en las extremas condiciones de vida en los campos, eran las personas que tenían un motivo para vivir, aquellas que su vida tenía un sentido (reunirse con un familiar, cuidar de alguien, escribir un libro, hacer algo concreto…).

Si a los cambios propios de la adolescencia, y a menudo, el estrés de los últimos exámenes, le sumamos que actualmente estamos en un contexto de cambios muy rápidos, de incertidumbre y de exceso ruido informativo, para muchos jóvenes, elegir la carrera o ciclo formativo no es una tarea fácil ni puede dejarse para última hora.

Un aspecto positivo que puede reducir la presión de “acertar en la elección” o “fallar lo menos posible” es que el nuevo contexto actual requiere que la formación sea continuada a lo largo de la vida, y además de específica o técnica en algo concreto, también en diversas competencias transversales (idiomas, tecnologías, inteligencia emocional y social, etc.).

La elección de la carrera o ciclo formativo es sobretodo un proceso personal en el que los jóvenes deben ser los protagonistas y responsables. La historia personal, las experiencias vividas, los intereses y las habilidades y capacidades de cada persona son claves en este proceso, ya que cada persona es distinta, singular.

Las 7 cosas que NO deberías hacer:
  1. Escoger una formación o carrera sólo porque hay mucha demanda o puedes ganar mucho dinero.
  2. Desestimar aquello que te apasiona porque alguien te dice “con esto no te ganarás la vida”, “nunca vas a encontrar trabajo de esto que quieres estudiar o hacer”, “tu no sirves para eso”.
  3. Dejarte llevar por la comodidad (escoger una formación porque es corta o porque está cerca de tu casa). Formarte puede ser un entrenamiento vital, más allá de los estudios.
  4. Ponerte presión si ya has empezado una formación y te das cuenta después de unos meses, un año, dos… que no te gusta, diciéndote a ti mismo/a o escuchando de otros que “has perdido un año, has perdido el tiempo”.
  5. Pensar que después ya no tendrás que formarte nunca más. Tendrás que seguir formándote si quieres ser un buen profesional con capacidad de adaptación a los cambios.
  6. Pensar que la profesión que escojas es lo que harás toda la vida y que no podrás cambiarla. Probablemente vamos a tener más de una profesión la mayoría de los adultos, y nunca es tarde para cambiar de profesión si realmente queremos.
  7. Esperar el último momento, justo antes de inscribirte, para decidir lo que vas a estudiar.
Las 7 cosas que SÍ deberías hacer:
  1. Conocerte a ti mismo/a: centrarte en tus fortalezas, identificarlas y valorarlas, tus capacidades y habilidades, del tipo que sean. ¿Qué se me da bien, qué sé hacer?
  2. Reflexionar sobre qué valores son importantes para ti, los que quieres que den sentido a tu vida. Pregúntate ¿Quién quiero ser?, ¿Cómo soy ahora?, ¿Cómo voy a ser?
  3. Dedicar tiempo y energía a probar cosas distintas, nuevas situaciones, nuevos entornos, donde conocerte mejor cómo te sientes, cómo actúas, cómo te relacionas, nuevas habilidades, nuevas competencias. El talento se potencia sólo con la práctica y el compromiso. Haz cosas distintas para saber qué te gusta, qué no te gusta.
  4. Tener en cuenta tus hobbies. Quizá podrás darle una nueva perspectiva a aquello que te apasiona, para convertirlo en un medio de vida. Habla antes con profesionales relacionados o investiga.
  5. Reflexionar sobre cuáles son tus motivaciones y tus intereses. En definitiva: qué quieres conseguir?, ¿Cuál es tu objetivo?, ¿Para qué quieres hacer o estudiar algo concreto?
  6. Identificar cuáles son tus puntos de mejora para fortalecer y potenciar las fortalezas que ya tienes identificadas.
  7. Perseverar: algunas personas lo saben antes, otras tardan años en encontrar o descubrir realmente lo que les gusta, otras quizá no lo descubren o no se lo plantean nunca . Algunas personas quizá en un momento determinado no tienen las condiciones para hacer aquello que quisieran (motivos económicos, situación familiar, etc.) y deben hacer otra cosa temporalmente. Persevera en tu sueño, en tu pasión.

Si estás tomando la decisión de qué estudiar, además de los puntos anteriores, y en clave de preguntas de coaching de carrera, quizá tus respuestas a estas preguntas clave te puedan ayudar a tener mayor claridad:

a) ¿Qué quieres conseguir en la vida?
b) ¿Cómo te imaginas o ves a ti mismo/a dentro de 10 años?
c) ¿Qué serías capaz de hacer sin que te pagaran por ello?
d) ¿Cuál es tu sueño? ¿Cuál era tu sueño cuando eras pequeño? ¿Qué querías ser de mayor?
e) ¿Qué estudiarías o harías si no tuvieras miedo a equivocarte?

Resumiendo, dedica algo de energía cada día para hacer aquello que te guste, y pasa a la acción, practicando de forma habitual lo que nos dice una cita anónima: “No esperes que la oportunidad llame a tu puerta…sal y dale instrucciones”.

Para profundizar…

UN LIBRO: El Elemento, de Ken Robinson.   Nos habla de la importancia de encontrar nuestro “elemento”, aquello donde confluyen lo que se nos da bien hacer y lo que nos gusta hacer.
TRES PELÍCULAS: Billy Elliot (Quiero bailar), El Club de los poetas muertos, Un lugar en el mundo.

 

Artículo original escrito por Roser Claramunt, para Kaizen Singular.

SI TE HA GUSTADO EL ARTÍCULO, ¡COMPÁRTELO O DEJA TU COMENTARIO!. Gracias.

4 Comentarios


4 respuestas a “De mayor quiero ser… 7 cosas que deberías hacer al elegir tu carrera”

  1. Cuando se tiene el autoconocimiento es más fácil poder resolver las situaciones que llegan a obstaculizarnos y no cuando dependes de alguien más y crees que esa persona te ayudará,pues muchas personas suelen acudir a terapia de pareja para que su pareja sea quien resuelva las situaciones o les digan la manera en cómo afrontar diversas situaciones.

    • Totalmente de acuerdo… un error frecuente es esperar a que la otra persona cambie. Y somos nosotros quienes tenemos que cambiar primero. A partir de nuestro propio cambio, podemos generar cambios en las otras personas y en nuestras situaciones.

  2. Fco javier dice:

    Interesante la explicacion y espero me sirva d ayuda para hablar con mis hijos. Saludos y muchas gracias

    • Gracias por tus palabras Francisco Javier. Seguro que con tu apoyo, les impulsarás a explorar lo que realmente les gusta. Esta exploración es en sí misma un camino, y podemos verlo como algo enriquecedor. ¡Gracias por leernos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.



10 estrategias para dejar de procrastinar y reducir el estrés

Utilizar estrategias para dejar de procrastinar nos ayudará a reducir el estrés.  La procrastinación es el hábito de retrasar...

¿Cómo practicar la asertividad en casa, con la pareja o en familia?

La asertividad es una habilidad comunicativa que se puede entrenar. Y consiste en auto afirmar lo que pensamos, sin...

Cómo cambiar hábitos con la PNL (programación neurolingüística)

Un hábito es una costumbre interiorizada, que hace referencia a acciones cotidianas o a patrones de conducta....

14 hábitos de las personas que gestionan mejor el estrés y la ansiedad

Generar un hábito requiere paciencia y constancia, aunque la ventaja es que una vez adquirido, ya es más fácil...