CaEs

7 trucos para cumplir los propósitos de Año Nuevo


por Roser Claramunt, 12-01-15 en Blog de Roser Claramunt, Psicología / Coaching con PNL.

cumplir propositos-KaizenSingular b
7 trucos para cumplir los propósitos de Año Nuevo o de un nuevo curso.

A menudo, muchos de los propósitos que nos hacemos en Año Nuevo o al inicio de un nuevo curso después del verano, no pasan más allá de la intención, o los vamos posponiendo de un año a otro, pensando que “ahora sí/este año sí”. Y al final, la realidad es “ahora no/este año tampoco”.

 A menudo, muchos de los propósitos que nos hacemos en Año Nuevo o al inicio de un nuevo curso después del verano, no pasan más allá de la intención, o los vamos posponiendo de un año a otro, pensando que “ahora sí/este año sí”. Y al final, la realidad es “ahora no/este año tampoco”.

En general, tendemos a proponernos cambios a distintos niveles (dejar de fumar, hacer deporte, alimentarnos mejor, aprender un idioma, dedicar más tiempo a la familia, colaborar con una ONG o asociación, etc). No obstante, sean del tipo que sean, es imprescindible entrenar el cerebro para conseguir los resultados esperados.

Tenemos listas muy diversas de propósitos, en casa, en el trabajo, en la escuela, en las redes sociales, en el pensamiento.

Sean cuales sean tus propósitos, hoy quisiera proponerte 7 trucos para pasar de la intención a la acción, y que espero te sean de ayuda para cumplir tus propósitos esta vez.

1. Elige bien los propósitos

a. Con reflexión previa.
Si los decides de forma impulsiva, en momentos de entusiasmo o tristeza, es más fácil que abandones pasado un breve tiempo.   Dedícale un rato a reflexionarlos. Sal a pasear con un bloc y anota ideas y reflexiones.
Pregúntate: ¿Qué quiero realmente?

b. Toma consciencia de tus motivaciones, qué es lo que te motiva a hacerlos. Elimina de tu vocabulario “tengo que/intentaré”, y sustitúyelo por “quiero …./voy a hacerlo”.
Pregúntate: ¿Para qué quiero hacerlo? ¿Qué me aportará realizarlos?

c. Concretos.   Si quieres hacer más deporte, o quieres aprender algo nuevo, decide qué es lo que quieres exactamente. No es lo mismo,  “Hacer deporte a partir de ahora” que “ir al gimnasio los martes y los jueves, de 6 a 8, cada semana”
Pregúntate: ¿Cuándo y cómo lo quiero?          

d. Prioriza los 3 más relevantes para ti. Uno de los problemas a la hora de cumplir los propósitos es que hacemos
una lista demasiado larga. En general, cuesta más centrarse y dedicar energía en varios cambios a la vez, que a unos pocos.
Pregúntate: ¿Cuáles van a tener más impacto en mi vida diaria y en mi bienestar?

2. Divídelos por fases o por pequeños retos concretos (cumplir los pequeños pasos te animará a continuar). Es más fácil que consigas eliminar ciertos alimentos de tu dieta al principio, y luego añadas otros cambios en la alimentación, que plantear un cambio de dieta total y estricta. Poner fechas concretas, que sean realistas y a la vez retadoras. Los maratonianos no corren 42 km el primer día, se entrenan por fases, incrementando progresivamente las distancias para que el cuerpo se acostumbre. El cerebro también es un músculo al que hay que entrenar.
Pregúntate: ¿Cómo puedo dividir mi propósito en mini-retos?

3. Escríbelos a mano y también grábalos. 
Exprésalos en positivo y ubica la lista o grabación en algún lugar donde puedas verlos a menudo, para recordar la motivación y entusiasmo del momento inicial.
Pregúntate: ¿Dónde voy a guardar la lista para recordarla y revisarla?

4. Decide cómo vas a lograrlo. Qué vas a hacer y cada cuándo. 

a. Plan de acción a corto plazo.
¿Cuál es el primer paso? ¿qué puedes hacer ahora mismo? ¿qué vas a hacer cada día o cada semana durante los primeros 3 meses?
b. Plan de acción a medio/largo plazo. ¿Qué vas a hacer para mantener lo que has hecho los 3 meses anteriores? ¿Qué vas a hacer los meses siguientes para mantener tu nivel de motivación?
Pregúntate: ¿Qué voy a hacer exactamente? ¿Cuándo, fechas?

5. Piensa cómo medirás los resultados y revisa la evolución de forma sistemática.
Si son concretos, podrás hacer un mejor seguimiento. Lleva un registro que te sea sencillo y rápido. Decide cada cuándo vas a revisar la evolución de tus propósitos (ponte una alarma o aviso en la agenda, etc.) y hazlo. Corrige las fechas si es necesario o añade nuevos propósitos a medida que hayas conseguido los primeros.
Pregúntate: ¿Cómo sabré que he conseguido mi propósito? ¿En qué fechas intermedias voy a revisar los avances?

6. Empieza ya.
Pasa a la acción y no pospongas el inicio de tus acciones. Enfoca tu atención y tu acción.
Pregúntate: ¿Y por qué no empezar ya, ahora que lo tengo claro?

7. Persevera y celebra los avances conseguidos, sin preocuparte demasiado de los resultados finales. ¡Serán motivo de orgullo y te darán la energía necesaria para continuar!
Pregúntate: Si he conseguido llegar hasta aquí, ¿cómo no voy a conseguir llegar hasta el final?

Los trucos de esta lista, son los que mejor me funcionan a mi, y son recursos que también se utilizan en los procesos de coaching entre otras muchas estrategias y herramientas. En caso que tengas un truco que te funcione y no esté en la lista, puedes compartirlo con los lectores, dejando tu comentario.

¿Necesitas ayuda? Si necesitas mi ayuda para ajuda implementar estas estrategias y trucos en algún ámbito de tu vida personal o profesional, puedes ponerte en contacto conmigo.   Estaré encantada de acompañarte y darte el empujón definitivo para conseguir tus propósitos.

Artículo escrito por Roser Claramunt,  para @kaizensingular

Si te ha gustado, compártelo en redes sociales o deja un comentario. ¡Gracias!

No hay comentarios


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.



10 estrategias para dejar de procrastinar y reducir el estrés

Utilizar estrategias para dejar de procrastinar nos ayudará a reducir el estrés.  La procrastinación es el hábito de retrasar...

¿Cómo practicar la asertividad en casa, con la pareja o en familia?

La asertividad es una habilidad comunicativa que se puede entrenar. Y consiste en auto afirmar lo que pensamos, sin...

Cómo cambiar hábitos con la PNL (programación neurolingüística)

Un hábito es una costumbre interiorizada, que hace referencia a acciones cotidianas o a patrones de conducta....

14 hábitos de las personas que gestionan mejor el estrés y la ansiedad

Generar un hábito requiere paciencia y constancia, aunque la ventaja es que una vez adquirido, ya es más fácil...