CaEs

Cómo cambiar hábitos con la PNL (programación neurolingüística)


por Roser Claramunt, 11-06-18 en Blog de Roser Claramunt, Psicología / Coaching con PNL.

cambiar hábitos con PNL · Roser Claramunt

Un hábito es una costumbre interiorizada, que hace referencia a acciones cotidianas o a patrones de conducta. Al inicio tenemos que poner mucha intención, hasta que después su repetición hace que se incorpore en la rutina de la persona, y pase a ser una conducta prácticamente inconsciente.

¿Cuáles son los pasos que nos ayudan a cambiar un hábito?  

  1. Observar en qué contextos tenemos el hábito que queremos abandonar, y qué intención. Tomaremos mayor conciencia.
  2. Tener muy clara la motivación por el nuevo cambio de hábito, cuál es el origen que nos mueve a hacerlo.
  3. Imaginarnos con el hábito cambiado: visualizar en “presente” cómo nos comportaremos de acuerdo con el nuevo hábito, que cambia en nuestro día a día, como nos sentimos, como nos vemos, qué nos decimos, etc.
  4. La actitud de determinación: pasar de la intención a la acción. Hacerlo.
  5. La constancia: pequeños pasos y perseverancia. Hoy lo hago, hoy me cuido. Igual que el árbol, que crece tanto como puede. 

La PNL (programación neurolingüística) es una metodología contrastada que, conceptualmente aporta un modelo sobre cuál es la estructura subjetiva de nuestra experiencia en el cerebro y, en la práctica, permite generar los estados emocionales necesarios para provocar cambios en el estado fisiológico, y a partir de aquí, generar el cambio de conducta o comportamiento deseado.  

Se utiliza para facilitar el control de las emociones o conductas ante situaciones concretas que nos generan mucho malestar o ansiedad (entrevistas de trabajo, hablar en público, etc.), para mejorar la motivación y la comunicación, eliminar miedos irracionales, etc. Y también aporta buenos resultados a la hora de cambiar creencias y hábitos nocivos por hábitos positivos, como por ejemplo, comer de forma saludable, hacer deporte regularmente o dejar de fumar, puesto que desde el punto de vista de la PNL, los hábitos provienen de nuestros patrones mentales y emocionales aprendidos y son reprogramables.

El swish, los anclajes o la técnica propulsora, son algunas de las técnicas que permiten trabajar los procesos del pensamiento, las creencias, el lenguaje, y la visualización, para facilitar los cambios de patrones interiorizados, en menos tiempo y de forma que sean durables en el tiempo.

El escritor Stephen Crane, decía que “El que puede cambiar sus pensamientos, puede cambiar su destino”, por eso es tan importante, tomar conciencia de los pensamientos que nos condicionan aquello que queremos conseguir y ponerlos a trabajar a nuestro favor.

No hay comentarios


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.



10 estrategias para dejar de procrastinar y reducir el estrés

Utilizar estrategias para dejar de procrastinar nos ayudará a reducir el estrés.  La procrastinación es el hábito de retrasar...

¿Cómo practicar la asertividad en casa, con la pareja o en familia?

La asertividad es una habilidad comunicativa que se puede entrenar. Y consiste en auto afirmar lo que pensamos, sin...

Cómo cambiar hábitos con la PNL (programación neurolingüística)

Un hábito es una costumbre interiorizada, que hace referencia a acciones cotidianas o a patrones de conducta....

14 hábitos de las personas que gestionan mejor el estrés y la ansiedad

Generar un hábito requiere paciencia y constancia, aunque la ventaja es que una vez adquirido, ya es más fácil...