CaEs

Coaching: ¿una palabra de moda o algo más? | Roser Claramunt


por Roser Claramunt, 24-10-12 en Blog de Roser Claramunt, Psicología / Coaching con PNL.

Qué es el coaching

Qué es el coaching

Cuando escuchamos esta palabra, nos venden varias imágenes mentales … y es que cuando una palabra se pone de moda, parece que se pueda utilizar para cualquier cosa. Últimamente, diferentes personajes públicos en la TV se auto-denominan coach sin ningún tipo de formación específica, para referirse a su papel más bien de «protector» o «mentor», un rol muy diferente del de un coach profesional.

El uso generalizado de esta palabra para designar cosas distintas, intensifica la confusión entre el público, lo que es una disciplina reconocida y contrastada desde hace más de 30 años, con muy buenos resultados en el mundo empresarial, deportivo, personal y, más recientemente, el educativo.

El coaching es una disciplina profesional que está creciendo a nivel mundial por sus múltiples beneficios después de relativamente pocas sesiones (entre 6 y 12). Beneficios constrastados por diferentes estudios e investigaciones que se pueden encontrar en la red. Conocer el origen de la palabra y las diferencias con otras metodologías, creo que puede ayudar a entender mejor el concepto.

Un poco de etimología

La palabra coaching es conocida tradicionalmente por su utilización en el ámbito deportivo. De todas formas, el origen de la palabra coaching viene de más lejos. Durante los siglos XV y XVI, la ciudad húngara de Kocsis se convirtió en parada obligatoria para todos los viajeros que hacían el trayecto entre Viena y Budapest. Fue en esta ciudad donde se comenzó a utilizar un carruaje con un sistema de suspensión que hacía mucho más cómodo el viaje que el resto de carruajes. Comenzó así a hablarse del «Kocsis szekér» o «carruaje de Kocsis», símbolo de la excelencia en aquella época.

El término Kocsis pasó al inglés como coach y al castellano como coche. Así, la función de un coach es la de transportar a las personas del lugar donde se encuentran actualmente a otro donde quieren llegar. Y al igual que en el coche, es el conductor el responsable de la ruta, así como de las decisiones y resultados durante el mismo. El coche en sí no es más que un vehículo, una herramienta que nos permite llegar antes y seguros a nuestro destino.

El coaching se impregna de diversas disciplinas psicológicas, filosóficas así como la lingüística, y nace como metodología en Inglaterra de la mano de John Whitmore a principios de los años 80, dentro del mundo deportivo y empresarial. Whitmore propone una metáfora como principio base de esta disciplina: «Las personas somos como un pequeño bellota, que contiene en su interior todo el potencial para convertirse en un roble». Y en este sentido, el coaching se enfoca siempre en las soluciones y fortalezas más que a las causas o debilidades.

¿Para qué sirve el coaching?

Cuando me hacen esta pregunta, a mí me gusta explicar, que el coaching sirve para cambiar, transformar, con el fin de ganar en bienestar. Consiste en un proceso de acompañamiento personalizado y confidencial a personas para conseguir resultados.

Haciendo un paralelismo con una comadrona que facilita un parto, un nacimiento, un coach facilita un proceso de cambio que lleva a cabo el cliente. A través de conversaciones estructuradas con el / la coach, la persona toma conciencia de la situación, los recursos, limitaciones y fortalezas, incrementando las alternativas y estrategias para conseguir el objetivo marcado, generando el compromiso y la acción necesarias para llegar al mismo.

A menudo cuando una persona acude a un profesional coach, surgen preguntas del tipo: ‘Entonces, tú no me dirás lo que tengo que hacer?’, ‘No me dirás cuál es la mejor solución?’. Pues no. El o la coach profesional no aconseja, no sugiere soluciones, no cura. Si hace esto no es un coach, es otra cosa. Por ello, es importante diferenciarlo de otras disciplinas.

¿Qué diferencia hay entre coaching, consultoría, psicoterapia, mentoring o entrenamiento deportivo?

Una consultoría tiene que ver con información, sistemas y análisis, hace recomendaciones y prepara estrategias para solucionar un problema. Un buen coach es un experto en personas y ayuda a lograr objetivos a personas que quizás por sí solas no lo conseguirían.

La psicoterapia, se orienta a corregir y superar problemas psicológicos, generalmente relacionados con un sufrimiento psicológico, y se parte sobre todo de la experiencia pasada. Con el coaching se parte del presente (situación actual) hacia el futuro (situación deseada) estableciendo qué pasos y acciones a realizar para llegar. Se cuenta con que la persona está «sana» y comprometida con el objetivo a conseguir.

En el mentoring se forma, aconseja una persona con menos experiencia, sobre una temática que domina. La relación con el / la discípulo / a es larga y de transferencia de conocimientos y experiencia. Y en cambio, en el coaching, las respuestas las tiene el cliente, y son procesos que duran generalmente entre dos y tres meses.

El entrenamiento deportivo se basa en principios deportivos como: ir hacia la meta, ser el mejor, ganar al otro. En cambio, el coaching refuerza las habilidades del cliente, no ayuda a vencer al equipo contrario. No enseña, sino que ayuda a aprender.

                                                 Algunos de los beneficios del coaching   

                        A nivel individual                                    A nivel empresarial, colectivos o equipos
 · Clarificar lo que se quiere hacer frente a una situación determinada.· Descubrir cómo vencer los propios bloqueos y eliminar obstáculos para lograr lo que se desea.

· Vivir en armonía con los valores y una mejor satisfacción vital.

· Descubrir y potenciar las mejores habilidades profesionales, consiguiendo mayor efectividad y mejores resultados.

· Identificar estrategias y hábitos para cambiar cosas (que hemos intentado antes sin lograrlo).

· Mejorar las relaciones personales.

· Más productividad y calidad.· La forma más efectiva y menos costosa de obtener mejores resultados (más con menos).

· Retención del talento.

· Prevención conflictos.

· Inversión de alto rendimiento a corto y largo plazo.

· Mejor servicio al cliente. · Innovación en procesos o modelos de gestión.

 

En definitiva, el coaching profesional está ayudando a muchas personas a alcanzar sus retos, y esto va mucho más allá de una palabra de moda.

Artículo original escrito por Roser Claramunt (@kaizensingular)

COMPÁRTELO

1 Comentario


Una respuesta a “Coaching: ¿una palabra de moda o algo más? | Roser Claramunt”

  1. […] Porque, con leer no basta. Sin acción, no hay cambio. Pasar a la acción es la clave de un proceso de coaching. Como dijo Gandhi, “Si quieres cambiar el mundo, cambia tu […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.



Nadie es perfecto: Cómo gestionar el perfeccionismo en 3 pasos | Roser Claramunt

¿Cómo gestionar el perfeccionismo?. Nadie es perfecto o perfecta. Y, no obstante, nos...

No te rindas, poema anónimo erróneamente atribuido a Mario Benedetti | Roser Claramunt

«No te rindas» es un poema anónimo que en diversas publicaciones se ha atribuido erróneamente a Mario Benedetti.  De...

Teletrabajo con hijos en casa: Cómo maximizar rendimiento y convivencia | Roser Claramunt

Maximizar productividad y a la vez una buena convivencia, haciendo teletrabajo con hijos a casa, es...

12 consejos: prevenir la ansiedad por la incertidumbre del COVID19 | Roser Claramunt

La gestión de la incertidumbre es clave en la prevención de la ansiedad, en la situación...