CaEs

9 trucos para aumentar la fuerza de voluntad y la autodisciplina



Aumentar la fuerza de voluntad y la autodisciplina para perseverar en los objetivos marcados, es entrenable. Un 8% de los propósitos de año nuevo se cumplen, el 92% restante, no. ¿En qué grupo de gente quieres estar tú?

Si te has marcado nuevos propósitos u objetivos por esta nueva etapa que empieza, tres consejos iniciales:

      1. Asegúrate de tenerlos por escrito (según varios estudios científicos, si los escribimos y tenemos a la vista, la probabilidad de conseguirlo aumenta).
      2. Hazte preguntas:si son objetivos que también te hiciste el año pasado, ¿qué falló para que no los consiguieras?, ¿qué has aprendido de ello que te puede servir ahora que te vuelves a plantear el mismo objetivo?,
      3. Realmente, ¿los quieres conseguir de verdad?, ¿estás comprometido/a?, ¿son objetivos realistas o tienes algún impedimento importante?, ¿depende de tú conseguirlos?

Si te das cuenta que realmente lo quieres, que no tienes impedimentos importantes, y que lo que falla es tu fuerza de voluntad, te propongo poner en práctica estos
9 TRUCOS PARA AUMENTAR LA FUERZA DE VOLUNTAD y LA AUTODISCIPLINA:

1. Diariamente, imagínate o visualízate con el objetivo conseguido, y la sensación, emoción positiva que sientes con el objetivo conseguido.

2. Concéntrate en el corto plazo y en lo que vas avanzando, no en aquello que te falta.

3. Escribe un pequeño diario, con la evolución. Un nuevo hábito necesita tiempo. Y si observas la evolución, lo vivirás como un proceso, y te será más fácil disfrutarlo y de lo que vas consiguiendo diariamente. Te ayudará a tener más perspectiva y a no tirar la toalla antes de tiempo.

4. Escoge algunas afirmaciones positivas – frases que te motivan en el momento de decidir los objetivos, y que puedes tener en un lugar visible, y te animarán a continuar y mantener la motivación alta, una vez pasados los primeros días que son cuando la motivación es más alta.

5. Poner en práctica aquello de “lejos de la vista, lejos de la mente”. Eliminar las tentaciones o distracciones que te pueden interrumpir las acciones marcadas para conseguir tu objetivo. Si quieres concentrarte mejor, eliminar distracciones (notificaciones móvil, etc.), si quieres cuidar tu alimentación o salud no tengas en casa cosas que no te ayudan). Puedes también prever los impedimentos o tentaciones y, previamente, tomar la decisión de como actuar si ocurren (frases del tipo Sí…. entonces….) Por ejemplo, “si a media tarde tengo ganas de comer unos snacks,  beberé una vaso de agua”.

6. Planificar en fases, pasos pequeñas. Cualquier cambio personal y sobre todo, un cambio de hábitos, es una carrera de fondo. Es mejor, hacer algo que queremos hacer durante 5 minutos cada día e incorporar el hábito o acción que nos acerque al objetivo marcado, que hacer unos días 2 horas, y otros nada.

7. Cambiar la creencia o percepción sobre la fuerza de voluntad. Un estudio de la Universidad de Standford, muestra que el nivel de fuerza de voluntad de una persona está predeterminada por sus creencias y percepciones. Si crees que no tienes bastante fuerza de voluntad, no  la tendrás. Recuerda la capacidad de plasticidad del cerebro, y por tanto, no ponerte límites internos, sino buscar algo del pasado donde hayas tenido suficiente fuerza de voluntad. O cambiar tu diálogo interno negativo en uno posibilitador: “hasta ahora no he tenido bastante voluntad, ahora haré que sea diferente” o similar.

8. Disciplina diaria. “Hoy lo hago, ahora me cuido, ahora….” y si quieres, premiarte simbólicamente en momentos concretos de los avances hacia el objetivo.

9. Cuidar la alimentación y el descanso. Una dieta rica en azúcares o procesados, origina picos de glucosa y bajadas de energía. Una dieta baja en glucosa y saludable, es más estable, es importante no saltarse ninguna comida para mantener un nivel estable de glucosa. Dormir bien y descansar es también muy importante, todos sabemos que cuando estamos descansados tenemos mayor fuerza de voluntad y paciencia.

La fuerza de voluntad funciona como un músculo, la podemos entrenar. Una forma probada científicamente de reforzar la fuerza de voluntad y entrenar la mente, es la meditación Mindfulness. Además, recuerda que lo que marca la diferencia es ¡pasar de la intención a la acción!.

Si crees que en estos momentos necesitas ayuda profesional para definir bien tus objetivos, elaborar un plan de acción concreto y realista, o entrenar tu fuerza de voluntad, motivación y disciplina con la ayuda del Mindfulness y otras estrategias basadas en la psicología y coaching estratégicos, me encantaría acompañarte en este trayecto del camino, y ayudarte a que sea más sencillo y sereno.

Con la fuerza de voluntad pasa igual que con la pasión con la que hacemos las cosas. Como decía Vincent Van Gogh “Si escuchas una voz dentro de tí que dice que “no puedes pintar”. entonces, por supuesto, pinta, y esta voz quedará silenciada”.

No hay comentarios


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.



9 trucos para aumentar la fuerza de voluntad y la autodisciplina

Aumentar la fuerza de voluntad y la autodisciplina para perseverar en los objetivos marcados, es entrenable. Un 8% de...

Cómo incorporar hábitos saludables: la meditación Mindfulness

¿Qué son los hábitos saludables y como podemos incorporarlos? Los podríamos definir como un conjunto de acciones que si...

10 estrategias para dejar de procrastinar y reducir el estrés

Utilizar estrategias para dejar de procrastinar nos ayudará a reducir el estrés.  La procrastinación es el hábito de retrasar...

¿Cómo practicar la asertividad en casa, con la pareja o en familia?

La asertividad es una habilidad comunicativa que se puede entrenar. Y consiste en auto afirmar lo que pensamos, sin...