CaEs

El rol de la familia en la educación del uso responsable de internet, móvil…



¿Dejaríamos conducir un coche por la autopista a nuestros hijos menores de 18 años?
El rol de la familia en la educación del uso responsable de internet y del móvil es clave. España es el país que lidera el ranking europeo de usuarios de smartphones o teléfonos inteligentes con acceso a internet, entre otras muchas posibilidades.

Y también, es donde la edad mínima legal para poder crear un perfil en las redes sociales es a partir de los 14 años.  Este corte de edad, responde al artículo 13.1 de la LOPD (Ley Orgánica de Protección de Datos). Precísamente, este artículo deja muy claro que para el tratamiento de datos de los menores de 14 años, se requiere el consentimiento de los padres o tutores.  De hecho, a finales de 2010, Facebook cambió la edat mínima a los 14 años para adaptarse a la ley española (en el resto de países, la edad mínima es de 13 años).

A pesar de ello, cada día vemos que niños y niñas de menor edad disponen para ellos solos o, utilizando directamente el de los padres, de acceso a internet y redes sociales, vía móvil, tabletas, portátiles u ordenadores. Y que cuando abren un perfil en Facebook u otras redes, los menores de 14 años falsifican la fecha de nacimiento para poder activar el perfil, generalmente con el consentimiento de la familia.

Hace unos días di una charla dirigida a las familias sobre el rol de la familia en el uso responsable de las tecnologías 2.0 en la Escuela Pía de Tàrrega, uno de los centros que ha apostado fuerte por introducir el acompañamiento y formación académica a través de los nuevos dispositivos con acceso a internet en todos los ciclos (Infantil, Primaria y Secundaria).  Es evidente que las tecnologías 2.0, ofrecen un enorme potencial para la comunicación, el aprendizaje y el conocimiento, en un entorno de cooperación y colaboración.  Pero también es cierto, que tiene muchísimos riesgos, y esto lo saben bien muchos centros, educadores y familias.  Y la familia, tenemos un rol muy importante y necesario ahí.

Durante la charla, hablamos de los distintos riesgos que puede implicar un uso irresponsable de las nuevas tecnologías (sexting, ciberacoso, sextorsión, grooming, tecnoadicciones varias, insomnio tecnológico, maltrato psicológico, aumento de actitudes machistas, etc) y vimos algunos casos reales. De hecho, en el 2012 en España hubo 261 denuncias por distintos abusos virtuales, y este año ya se han producido 150 denuncias y distintas detenciones, algunas de ellas con gran repercusión en los medios de comunicación.

También hablamos de la importancia de conocer bien los aspectos técnicos de la privacidad a nivel virtual y el pensar y ser conscientes de cuáles son los objetivos que tenemos al publicar un texto o foto.  Y sobre la importancia de pensarlo dos veces antes de colgarlo, porque con un solo clic, puede pasar de privado a público y quedar registrado toda la vida.  Una vez lo hemos colgado está fuera de nuestro control, aunque tengamos restringida la visibilidad a las personas que hemos aceptado como amigos.  El nivel de privacidad que queremos es una decisión de cada persona, y como muy bien dice Francesc Grau la privacidad es personal y traspasa lo digital.

Además de conocer los riesgos, hicimos un repaso a los aspectos que desde la familia, podemos tener en cuenta y llevar a cabo para acompañar a nuestros hijos en el camino y aprendizaje del uso responsable de las tecnologías 2.0.  Porque es nuestra responsabilidad y porque la familia sigue siendo el referente principal de los jóvenes (estudios recientes indican que para un 77% de los jóvenes, la familia constituye el activo más importante, y en segundo lugar, los amigos) y porque somos los padres, madres y tutores los responsables de este acompañamiento.  Es algo que no podemos dejar que lo haga la sociedad ni la escuela.  Los límites deben establecerse desde casa.  Muchas de las normas y aspectos de relación social que imperan en la relación directa “cara a cara” como la responsabilidad, la confidencialidad, la privacidad, la tolerancia, son totalmente válidos para el mundo virtual.  Y debemos tenerlo muy presente.

Por ello, reforzar las habilidades personales (autoestima, asertividad, habilidades sociales, resolución de problemas,…) y reforzar la confianza y la comunicación familiar, son claves en el entorno actual.  Es necesario pactar normas y límites, buscar alternativas de ocio compartido, revisar qué hábitos tenemos los adultos y qué modelo estamos transmitiendo con nuestro uso del móvil, etc.  Sólo de esta forma, podemos pasar de la obligación o la prohibición al compromiso.  Y hacer todo eso requiere dedicación.  La misma dedicación y cuidado con  que hemos valorado la primera guarderia o, cuando hemos elegido la escuela.

La segunda parte la dedicamos a revisar distintas recomendaciones para minimizar riesgos y, sobretodo, para hacer un uso responsable de la webcam, internet, videojuegos, móvil, tabletas, ordenadores, etc., así como distintos recursos que existen en la red, para informarnos y estar mejor preparados en las distintas edades.

Para que sea más fácil, cuanto antes empecemos y cuanto menores sean las edades, mucho mejor.  Fue un placer contar con la excelente participación de familias y educadores, que con sus propuestas y preguntas, reforzaron las ideas esbozadas durante la charla informativa.

Como conclusiones que compartimos, destacaría las siguientes:

1.debemos acercarnos a nuestros hijos para conocer sus actividades virtuales
2.debemos establecer conjuntamente normas y actitudes de uso responsable
3.debemos crear confianza y comunicación, desde el acompañamiento

En la red podemos encontrar varios recursos para orientar a las familias en el uso responsable.  Os dejo con uno de los ejemplos, que incluye pautas básicas sobre uso de móviles y tabletas  en los más pequeños.

Como acostumbramos a decir cuando hablamos de los beneficios del acompañamiento del coaching, cualquier hábito que queramos crear, modificar o cambiar, requiere dedicación, y sobretodo, compromiso y acción por parte de cada persona.  Y con la ayuda y supervisión por parte de las familias, contribuiremos a formar cada día más ciudadanos y ciudadanas responsables en el uso de las tecnologías 2.0.

Artículo original escrito por Roser Claramunt (@kaizensingular)

 

No hay comentarios


Deja un comentario

Deja un comentario



6 claves para gestionar la incertidumbre en el mundo actual

Estamos en un mundo complejo y cambiante, a una velocidad vertiginosa. Gestionar la incertidumbre en...

Deseos, propósitos y objetivos de año nuevo: 5 claves para cumplirlos

Durante los últimos días del año, o durante los primeros, es bastante habitual que las...

Los momentos son únicos e irrepetibles

Hacía varias semanas que no me ponía a escribir en mi blog. He estado inmersa...

Actitud positiva: ¿cómo va a ser tu dia hoy?

La actitud mental que tenemos ante las situaciones y relaciones personales, tiene un impacto que...