CaEs

8 claves para desarrollar la paciencia y saber esperar serenamente


por Roser Claramunt, 17-06-17 en Blog de Roser Claramunt, Mindfulness.

claves paciencia - Roser Claramunt

Cultivar, desarrollar la paciencia, saber esperar serenamente, se ha convertido en un reto extraordinario actualmente, y en cambio, es una actitud a menudo imprescindible para perseverar y conseguir aquello que deseamos.

El pasado fin de semana releí cartas escritas a mano, recibidas de amigos y amigas que vivían o estaban temporalmente lejos. Fue muy especial, no sólo, por el hecho de recordar las inquietudes que compartíamos, los sueños, las cosas que llenaban nuestras vidas en la etapa adolescente, sino por el hecho de tomar conciencia de la actitud “saber esperar”.

Escribías una carta deseando que le llegara lo antes posible a la otra persona. Imaginando qué estaría haciendo mientras tú escribías o si cuando recibiría la carta, las cosas que le contabas en ella todavía tendrían sentido y vigencia. Cuando la echabas en el buzón era como poner un poco de tí, de tu vida, dentro de la ranura por donde deslizabas el sobre…

Y esperabas la respuesta con ilusión. Y cuando abrías el sobre, te ibas a un lugar tranquilo donde nadie te pudiera interrumpir. Sencillamente, a leer con presencia, con atención plena, buscando adivinar como se sentía la persona en el momento de escribir la carta, en cómo la había escrito con dedicación y paciencia mientras pensaba en ti. Era un momento de total complicidad en la distancia, de atención plena en las palabras escritas y en su sentido.

Actualmente vivimos en el mundo del “ya”, todo es para “ya”, y muchas cosas las podemos tener a un solo clic. El entorno que tenemos no ayuda nada a practicar el hábito de saber esperar. Sin embargo, todos sabemos que la impaciencia es una fuente de insatisfacción y de malestar, incluso de toma de decisiones, de las cuales nos podemos arrepentir posteriormente.

En cambio, en la naturaleza, todo tiene un proceso. Y si has plantado alguna vez semillas, de lo que sea, sabes que hasta que tengan la flor, o el fruto, hay que regar, hay que cuidarlas. Su secreto es la paciencia.

8 claves para cultivar la paciencia

  1. Conectar con la respiración. Una cosa tan sencilla como respirar de una forma consciente te puede ayudar a responder en lugar de reaccionar, a gestionar mejor los impulsos, una situación de estrés, una situación delicada o conflictiva. La meditación Mindfulness consiste en observar el momento presente tal como es, en respirar pausadamente cuando queremos hacerlo, en entrenar la atención plena y consciente de forma intencionada. Otras formas de conectar con la respiración son el yoga y el Tai Txi.
  2. Dedicar tiempo a conocerte interiormente, a conocer cuáles son tus procesos mentales ante distintas situaciones, cómo te relacionas, cómo te sientes después de decisiones impulsivas, cómo actúas ante situaciones inesperadas, etc.
  3. Identificar elementos que habitualmente te generan más impaciencia. Qué personas o qué situaciones hacen que te impacientes, que actúes de forma impulsiva y reactiva, sin pensar. Quizás puedes decidir tomártelo de otra forma, sin dejarte arrastrar por la corriente.
  4. Identificar tus objetivos y priorizar. Esto está muy vinculado a la gestión del tiempo. Cuando no tenemos claros los objetivos, es probable que dediquemos tiempo a cosas que no nos aportan valor realmente, y en cambio, dejemos de hacer otras que nos aportarían mucho más.
  5. Preguntarte en que te es útil correr y estar haciendo cosas constantemente y si puedes dejar de hacer algo. Es normal que haya periodos en la vida que haya que hacerlo así, pero no por sistema y siempre. A menudo, hacemos listas del que tenemos que hacer o queremos hacer. ¿Y si, además, haces una lista de cosas que podrías dejar de hacer o delegar? ¡Pruébalo!.
  6. Dejar de querer tenerlo todo controlado. La vida es muy amiga de la incertidumbre, y nos demuestra a menudo que no podemos tener todo controlado, que no todo depende de nosotros.
  7. Tomar decisiones en momentos de calma. A veces, nos vemos obligados a tomar decisiones porque hemos tardado demasiado tiempo en decidir o lo hemos dejado para más adelante. Y decidir bajo presión, o en estados emocionales descontrolados, no acostumbra a dar buenos resultados.
  8. Dejar de juzgar. Espera, escucha, antes de hablar.

Cultivar la paciencia es respetar y aceptar que las cosas pueden pasar a un ritmo diferente del deseado. La armonía y bienestar, a menudo, pide vivir al ritmo de la naturaleza, la maestra de la paciencia, aceptando que todas las cosas tienen un proceso.

La paciencia es clave para conseguir nuestros objetivos, para mejorar las relaciones personales y para gestionar mejor el estrés.

Si necesitas cultivar la paciencia y quieres conocer como te puede ayudar la práctica de la atención plena, periódicamente ofrecemos cursos intensivos de iniciación al Mindfulness. Cómo decía el poeta Horacio, “Lo que no puedes evitar, hay que tratarlo con paciencia”…

No hay comentarios


Deja un comentario

Deja un comentario



8 claves para desarrollar la paciencia y saber esperar serenamente

Cultivar, desarrollar la paciencia, saber esperar serenamente, se ha convertido en un reto extraordinario actualmente, y en...

7 creencias que te limitan en la orientación vocacional

Todas aquellas opiniones o pensamientos que asumimos como verdad, y que de alguna forma nos...

6 claves para gestionar la incertidumbre en el mundo actual

Estamos en un mundo complejo y cambiante, a una velocidad vertiginosa. Gestionar la incertidumbre en...

Deseos, propósitos y objetivos de año nuevo: 5 claves para cumplirlos

Durante los últimos días del año, o durante los primeros, es bastante habitual que las...